Educación de Refugiados

Los Refugiados

Los refugiados son personas que huyen de su país debido a un fundamentado miedo a la persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, opinión política, o alianza a un grupo político en particular. Un refugiado no puede regresar a su hogar o teme por su bienestar.

Las personas internamente desplazadas (IDPs, pos sus siglas en ingles) han sido forzadas a huir de sus hogares por la guerra u otros peligros. A diferencia de los refugiados, ellos permanecen en su propio país. Actualmente, no existen leyes de derechos humanos internacionales que protejan específicamente a las personas internamente desplazadas.

Todos los días, muchas personas se convierten en refugiados al escapar la persecución o la guerra. La persecución puede tomar la forma de violencia física, acoso, arrestos no justificados, o amenazas a las personas y sus familias. Expuestos al peligro de permanecer en sus propios países, los refugiados pueden enfrentarse al maltrato en el proceso de salida. En muchos casos, más peligros esperan a la llegada en su país de asilo. Los adolescentes pertenecen a la población más vulnerable de refugiados y a los efectos de la violencia.

Para más información acerca de la problemática de los refugiados, puede ingresar a la página Web del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (UNHCR/ACNUR).

Educación de Refugiados

Muchos voluntarios potenciales se pueden preguntar acerca de la prueba científica de la efectividad de la provisión de educación remota para refugiados. La mayoría de servicios en la actualidad son evaluados, pilotados, y monitoreados formalmente para justificar su existencia. Asimismo, la sostenibilidad es una palabra clave para las personas en los países en vías de desarrollo.

Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, la educación se esta considerando el cuarto pilar o el pilar central de la ayuda humanitaria, junto a los pilares de nutrición, vivienda y servicios de salud. El repentino y muchas veces violento efecto de las emergencias, y la interrupción de las estructuras familiares y comunitarias, afectan profundamente el bienestar físico y psicológico de los niños refugiados. La educación provee oportunidades para que los estudiantes, sus familias y sus comunidades desarrollen y mantengan el proceso de restauración post-traumático. De la misma forma, la educación brinda habilidades y valores necesarios para un futuro más pacífico y una mejor gobernabilidad a nivel local y nacional.

La restauración de la educación brinda beneficios ampliamente reconocidos. Podemos mencionar una contribución al desarrollo económico y a la productividad. También puede contribuir a la estabilidad social al involucrar a la juventud en actividades constructivas y sustentadas de desarrollo personal. De la misma forma, existen beneficios a largo plazo para la cohesión social: la falta de educación en un sector de la población es deplorable, sobre todo cuando hay elementos de exclusión étnica.

La educación de la mujer conlleva a menores tasas de mortandad infantil y materna. También incrementa la participación femenina en la toma de decisiones políticas y económicas. La trabajadora del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Jacinta Goveas, comentó que los niños actúan como un “mecanismo de desahogo” para los sentimientos de enojo y odio de los adultos. De la misma forma, la indoctrinación consciente o inconsciente de los niños por parte de sus padres, puede renovar sentimientos de conflicto en nuevas generaciones. Ella afirmó que en muchos casos, los niños aprenden canciones relacionadas a la sangre y a la venganza – sin embargo, al aprender acerca de otros temas, los niños y los maestros responden favorablemente.

Se afirma que cuando surge una crisis debido a conflictos étnicos, es crucial que agencias de ayuda humanitaria participen en el proceso de educación inmediata en lugar de dejar que la comunidad lo maneje independientemente. De otra forma, las escuelas locales (que probablemente reflejan solamente una cara del conflicto) pueden transformarse en canales que transmiten odio a la próxima generación, ocasionando más conflictos en el futuro. Las escuelas, y la educación en general, representan un mecanismo para obtener "mensajes de supervivencia" para la comunidad. Los adolescentes, particularmente, pueden involucrarse en actividades y entrenamiento militar y otras actividades anti-sociales, o sufrir de depresión.

principal  ]  [ contáctenos ]  [ mapa del sitio ]  [ polĂ­tica de privacidad ]  [ respect ]